Los ganaderos suelen estar muy familiarizados con la diarrea causada por bacterias como la E. coli, el rotavirus o el coronavirus. Sin embargo, las infecciones parasitarias como la criptosporidiosis son menos conocidas. En la práctica, la diarrea es una de las principales causas de muerte en terneros. También es una de las causas más importantes de la pérdida de beneficios, razón suficiente para prevenir la diarrea del ternero causada por Cryptosporidium parvum y para abordar activamente los problemas que surgen. ¿Qué es Cryptosporidium parvum? ¿Cómo causa diarrea la criptosporidiosis? ¿Cuáles son los síntomas? Y lo más importante, ¿cómo pueden los ganaderos prevenir y tratar la criptosporidiosis? Este artículo, que contiene aportaciones de veterinarios, trata los detalles con más profundidad.

¿Qué es ‘Cryptosporidium parvum’?
Cryptosporidium parvum es un parásito intestinal unicelular. Un parásito es un organismo que vive y se reproduce a expensas de otro organismo vivo. Cryptosporidium parvum puede provocar diarrea en terneros de entre 5 y 21 días. La diarrea consiste en heces blandas y acuosas que se producen con una frecuencia de más de tres veces al día.

¿Cómo causa diarrea la criptosporidiosis?
Las vacas excretan los huevos desarrollados del parásito del Cryptosporidium parvum a través de sus heces. Estos pequeños huevos también se conocen como ooquistes. Los terneros se pueden infectar con el microorganismo Cryptosporidium parvum ingiriendo los ooquistes de las heces. Además, se puedene infectar indirectamente a través de aguas superficiales y alimentos como la leche. Los esporozoitos de los ooquistes se liberan en el intestino delgado y se enganchan a las células epiteliales del tracto gastrointestinal, dañando así la superficie celular. La superficie celular dañada provoca mayor permeabilidad intestinal e interrumpe el transporte de nutrientes. La mucosa intestinal segrega activamente agua y exudado, lo que causa heces blandas, es decir, diarrea. Una proporción de los ooquistes abandona el cuerpo a través de las heces. El resto permanece en el cuerpo y reinfecta al animal.

Síntomas
Los terneros infectados con el parásito Cryptosporidium parvum no siempre parecen enfermos. Por este motivo, el parásito también se conoce como el asesino silencioso. Algunos animales que han tenido la enfermedad todavía excretan los parásitos, pero ya no están enfermos. Los primeros síntomas que presentan los terneros infectados por el parásito son la apatía y la falta de apetito. Además, los terneros defecan diarrea semilíquida de color verde amarillento. A veces, incluso puede contener sangre. La diarrea deshidrata a los terneros y provoca una pérdida de peso. La diarrea persiste durante unos días y el animal puede presentar una fiebre leve. Sin embargo, no son síntomas exclusivos de la criptosporidiosis, lo que dificulta distinguir el parásito Cryptosporidium parvum de otras causas de diarrea. Además, la mitad de las infecciones implica una combinación de diarrea viral y diarrea relacionada con la alimentación.

Tratamiento
El tratamiento de los terneros puede comenzar cuando un veterinario haya diagnosticado Cryptosporidium parvum. Sin embargo, esto no resulta sencillo. Los ooquistes del parásito Cryptosporidium parvum tienen paredes celulares fuertes. Por lo tanto, son muy resistentes a todo tipo de influencias externas. Las opciones terapéuticas para tratar la criptosporidiosis son limitadas y la vacunación de vacas secas al final de la gestación para aumentar los anticuerpos en el calostro no tiene ningún efecto. Sin embargo, hay productos en el mercado que inhiben el crecimiento del parásito.

Además, se pueden tratar los efectos de la diarrea causada por el parásito. La deshidratación es la principal causa de muerte debido a la diarrea, ya que provoca que el ternero pierda una gran cantidad de fluidos y electrolitos. Los suplementos dietéticos, como Denkacare Vitalfort, mejoran el equilibrio de electrolitos y de ácido básico. Denkacare Vitalin es un medio eficaz para espesar las heces que combina, al mismo tiempo, el fomento del equilibrio de electrolitos y de ácido básico.

Prevenir la infección
Como el parásito Cryptosporidium parvum no se puede tratar de forma directa, es importante prevenir la infección que produce. Además de que los terneros puedan ser infectados por el parásito Cryptosporidium parvum al nacer, la infección también es causada por factores ambientales. Por lo tanto, la higiene desempeña un papel importante en la prevención de la infección. Una buena higiene comienza en el momento de nacer. La paridera debe estar limpia y disponer de paja seca. Si la vaca necesita ayuda para dar a luz, asegúrese de que los materiales utilizados hayan sido desinfectados. No olvide que la higiene personal, como la ropa de trabajo limpia y las manos desinfectadas, también son importantes. Asegúrese de que el ternero se coloque rápidamente en un ambiente limpio y desinfecte el ombligo para reducir, en la medida que sea posible, el riesgo de infección a través del estiércol de la vaca. El ternero recién nacido necesita un alojamiento individual en un ambiente limpio y seco. Después de limpiarlos, los iglús o cubículos individuales de los terneros deben quedarse vacíos durante un tiempo antes de ser utilizados para otro ternero. Así, se reduce el riesgo de infección. Alojar a los terneros de forma individual durante las primeras semanas reduce el riesgo de ser infectados por otros terneros. Además, el ternero debe ser supervisado de cerca.

Durante las primeras semanas de vida, su resistencia ante enfermedades todavía no se ha desarrollado completamente, lo que le convierte en una presa fácil para los parásitos. Una cantidad suficiente de calostro de alta calidad asegura que el ternero sea más resistente al parásito. Además, la administración de suficiente calostro garantiza un alto nivel de inmunidad y, por lo tanto, una menor probabilidad de contraer enfermedades.

Consecuencias a largo y corto plazo
Para los ganaderos, las consecuencias a corto plazo de Cryptosporidium parvum en terneros son: trabajo extra, gastos adicionales debido al tratamiento veterinario y alta mortalidad potencial. En el caso de un brote de diarrea causado por Cryptosporidium parvum, estos gastos pueden variar entre 15€ y 58€ por animal. A largo plazo, la diarrea causada por una infección por Cryptosporidium parvum puede afectar al desarrollo de las novillas. Pueden tener su primer parto más tarde y presentar un retraso en su desarrollo. Las novillas bien desarrolladas serán más productivas que las poco desarrolladas, razón de más para prevenir estas consecuencias negativas y abordar el Cryptosporidium parvum preventivamente, invirtiendo en alojamiento adecuado e higiene.

Consulte con su veterinario para el diagnóstico y el tratamiento de Cryptosporidium parvum.

¿Sigue teniendo preguntas después de leer este artículo? Los especialistas de Denkavit están siempre disponibles para aconsejarle acerca de los pasos apropiados a tomar en la cría de terneros. Por favor, rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted.