Los granjeros de porcino deberían tomar medidas para evitar que las cerdas y los lechones se vean afectados por las altas temperaturas, principalmente en zonas con climas cálidos y muy calurosos.

Las altas temperaturas ambientales afectan mucho más a las cerdas que a los lechones, ya que los lechones recién nacidos necesitan de altas temperaturas para su buen desarrollo. En cambio, en la cerda provocarán un menor consumo de alimento en las cerdas, que va a reducir su producción de leche y directamente afectarán a los lechones recién nacidos que no podrán consumir ni la energía ni el líquido necesarios. Por ello intentaremos mantener un buen ambiente general en la sala para la cerda y continuaremos con el uso de nidos y lámparas para los lechones.

Desde Denkavit, nos gustaría darle algunos consejos para reducir los efectos negativos del estrés por calor:

Proporcione humedad extra en parideras

Aumente la humedad ambiental en las salas de parideras y asegúrese que tanto la cerda como los lechones tienen fácil acceso y buena disponibilidad de agua.

Administre leches de lechones como Lacto Start o Lacto Extra, para complementar perfectamente la escasez de leche de la cerda

En caso de poder dar leche de lechones, administre el lactoiniciador y el lactoprestarter del lechón mezclados con agua.

Proporcione vitaminas y minerales adicionales a la cerda

La reducción de consumo de pienso por el calor deteriora la condición física de las cerdas. Por este motivo es muy importante proporcionarle vitaminas adicionales (incluidas las vitaminas A, C, E, biotina, ácido fólico) y minerales (Cu, Fe, Zn).

Existen complementos vitamínicos en el mercado como Denkacare Vitalvit que nos ayudarán a mantener la condición física de las cerdas en parideras.

Proporcione agua adicional a la cerda después del parto

Aun teniendo las tomas de aguas necesarias en perfecto funcionamiento y al abasto de las cerdas en parideras, es muy importante proporcionar agua adicional a la cerda justo después del parto.

Esta acción promueve el consumo de alimento y el rendimiento de la cerda y hay que tener en cuenta que cuanto más caluroso es el clima, más importante se vuelve este aporte adicional.

Garantice una buena ventilación en la sala

Ajuste la ventilación para garantizar un buen clima en el interior de las salas de parideras y verifique diariamente el buen funcionamiento de la ventilación.

Es posible que necesite limpiar el sistema de ventilación (ventiladores, tubos, etc.) de forma adicional, para que el aire fresco esté bien distribuido por todo el espacio.

No olvide maximizar la limpieza

No solo la limpieza de la sala es importante, hay que asegurarse de evitar el deterioro de los piensos de la cerda y de los lechones.

Puede evitar el riesgo administrando el pienso varias veces al día (cantidades más pequeñas y más frecuentes) y manteniendo limpios los platos, las tolvas y los comederos. Limpie también los silos del pienso regularmente para evitar el crecimiento de hongos y bacterias.